Cantabria Campus Internacional > Comunicación > La Fundación Marcelino Botín distinguida por el Parlamento cántabro
La Fundación Marcelino Botín distinguida por el Parlamento cántabro
El presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio, entregó la Medalla de Oro a Emilio Botín en un acto solemne organizado con motivo del 29 aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía para Cantabria.
En sus palabras, Emilio Botín dejó claro el compromiso de la Fundación Botín con Santander y Can-tabria y agradeció todo el apoyo institucional recibido para desarrollar sus proyectos. Por su parte, Palacio dijo que ”el Parlamento quiere premiar a la Fundación Botín por su extendida colaboración, por sus méritos con nuestra sociedad, por su protagonismo y por su iniciativa”.
El acto comenzó con la lectura del acuerdo plenario por el que se concede la Medalla a la Fundación Botín, decisión aprobada por el Pleno en su sesión del pasado 20 de diciembre de 2010. Después, se proyectó un audiovisual de diez minutos realizado por TVE, que recorre la historia de la Fundación Botín desde su creación en 1964 por Marcelino Botín Sanz de Sautuola y su esposa Carmen Yllera.
Tras recoger la Medalla y el diploma, el presidente de la institución, Emilio Botín, pronunció un dis-curso en el que recordó que los fundadores “volcaron en la Fundación su compromiso de impulsar el progreso de la provincia de Santander, con especial atención a los más desfavorecidos”.
Destacó que “La Fundación siempre ha trabajado para identificar las mejores vías de actuación, los proyectos que mayor valor añadido pudieran aportar al avance de Cantabria. Y lo ha hecho desde la más estrecha colaboración con las instituciones y las administraciones públicas, buscando participar e impulsar el proyecto común de la región”. En este sentido, resaltó que los ámbitos que la Fundación esta dinamizando son el desarrollo económico y social, con iniciativas como el Plan de Acción en el valle del Nansa o la construcción del Museo Altamira; la apuesta por la Ciencia y la Tecnolog-ía, con el programa de Transferencia Tecnológica o el apoyo al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla; y el programa educativo y cultural. Respecto a este último, mencionó iniciativas como Santander Universidades, la Fundación Comillas, el Colegio del Mundo Unido en Comillas y el Programa Educación Responsable.
Dijo también que el compromiso visible de la Fundación Botín para hacer que Santander y Cantabria sean una referencia cultural, es el futuro Centro Botín de Arte y Cultura. “Estoy seguro de que se convertirá en un centro emblemático de referencia y se situará en el circuito de los grandes núcleos culturales de Europa”, manifestó Botín, quien adelantó que supondrá una inversión inicial de 60 millones de euros y una aportación anual de 5 millones de euros. En su opinión, “esta inversión generará empleo directo e indirecto, más visitantes para la ciudad, y potenciará su desarrollo económico y cultural”.
Terminó su intervención agradeciendo el galardón y manifestando que “Cantabria tiene todo el potencial para ocupar un lugar destacado entre las regiones europeas. Debe ser ambiciosa y apostar de forma decidida por lo que deben ser los tres pilares de su crecimiento a largo plazo: el desarrollo sostenible, la innovación y la educación”. Emilio Botín estuvo acompañado por su hija Paloma Botín, vocal del Patronato; por el director de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera, todo el personal y colaboradores de la institución; y por directivos del Banco Santander.
A continuación, el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio, pronunció un discurso institucio-nal en el que destacó que “la autonomía ha servido para democratizar la vida política, para acercar las estructuras del poder a los ciudadanos, para garantizar la cohesión social y territorial de España, para mitigar los privilegios y hacer más iguales a los españoles, vivan donde vivan, hayan nacido donde hayan nacido”.
Repasó las principales contribuciones de la Fundación Botin y agregó que el acto de hoy escenificaba “la necesidad de sumar esfuerzos, recursos, iniciativas de las administraciones públicas y de la sociedad civil, la iniciativa privada”. “Es tiempo de austeridad y simplificación, de los servicios públicos; de priorizar políticas y concentrar el esfuerzo en programas con nervio. Es tiempo de cooperación de todos y entre todos”, agregó. Terminó rindiendo un homenaje agradecido en nombre del pueblo de Cantabria, a los fundadores de la institución premiada, Marcelino Botín y Carmen Yllera.
La orquesta “Europa Concentus Musicus”, dirigida por Mariano Rodríguez Saturio, interpretó los himnos de Cantabria y España y un programa formado por "Música tradicional de Cantabria", con frag-mentos muy populares y conocidos del folclore regional. La Medalla de Oro del Parlamento “constituye la máxima condecoración que puede conceder la Institución y se reserva a premiar méritos excepcionales o extraordinarios realizados por determinadas personas o instituciones” dice la Normativa Reguladora de la Concesión de la Medalla de Reconocimiento del Parlamento de Cantabria.
Se trata de una medalla maciza realizada en oro de 1ª Ley de 18 quilates, con un diámetro de 60 milímetros y un grosor de 2 milímetros. En el anverso figura un relieve escultórico del Palacio de San Rafael y en el reverso se reproduce en su parte central un relieve, en esmalte, a su color, del escudo oficial de Cantabria. En la parte superior del reverso, sobre el escudo figura en una línea horizontal el nombre completo de la entidad distinguida, y debajo del escudo lleva grabada la leyenda “Cantabria”.

Palabras clave: