Cantabria Campus Internacional > Comunicación > El IIIPC participa en un estudio publicado por Molecular Ecology sobre el efecto del cambio climático en los ciervos cantábricos
El IIIPC participa en un estudio publicado por Molecular Ecology sobre el efecto del cambio climático en los ciervos cantábricos
Un estudio publicado en el último número de la revista científica Molecular Ecology, basado en el análisis genético de poblaciones actuales y fósiles de ciervos de Europa, confirma el denominado modelo de “expansión y contracción” que se había propuesto para las faunas y floras europeas durante los periodos glaciares del pasado, según el cual las especies templadas quedaban restringidas a las áreas de refugio del sur de Europa durante los episodios fríos, para extenderse hacia el norte en los interglaciares –incluyendo el presente en el que vivimos. Molecular Ecology  es una de las primeras revistas mundiales en los ámbitos de la Biología Evolutiva, la Ecología y la Biología Molecular.
 
En el estudio, cuyo primer firmante es la investigadora Meirav Meiri, del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel-Aviv, se ha puesto a prueba ese modelo utilizando el ADN mitocondrial de muestras de ciervos de todo el rango de dispersión de la especie en Europa en los últimos 40.000 años. Los resultados indican que la especie, como predecía el modelo mencionado, era sensible a los efectos del cambio climático, de tal manera que antes del Último Máximo Glaciar (22.000 años atrás) los haplogrupos genéticos hoy en día restringidos al suroeste de Europa y Oriente Medio llegaron a alcanzar áreas tal lejanas como Gran Bretaña. En cambio, durante el período posterior de frío intenso, los ciervos se refugiaron en el sur de Europa: la Península Ibérica, los Balcanes y posiblemente Italia, aparte del suroeste asiático. Al final del Máximo Glaciar, hace unos 18.000 años, las poblaciones de ciervos se expandieron desde su refugio en la Península Ibérica hacia Europa Central y Oriental, incluyendo las Islas Británicas, Bélgica, Escandinavia, Alemania, Polonia y Bielorrusia.  El estudio del ADN no excluye la posibilidad de que algunas poblaciones de ciervos sobrevivieran en algunas áreas de refugio en el noroeste europeo, pero sí muestra que esas posible poblaciones fueron en todo caso reemplazadas completamente por los ciervos que emigraron desde el Cantábrico al final de la era glacial.
 
En el estudio participan, aparte de la primera firmante, investigadores del Museo de Historia Natural de Londres y de las universidades británicas de Oxford, Londres y Bournemouth, junto al equipo de investigación que lleva años trabajando en el yacimiento de la Cueva del Mirón, e integrado por Manuel González Morales y Ana Belén Marín Arroyo, del Instituto de Investigaciones Prehistóricas de la Universidad de Cantabria (IIIPC), y Lawrence Straus, de la Universidad de New Mexico e investigador asociado al IIIPC. 
 
Han sido los restos de ciervos de esta cueva de Cantabria, junto con la de Mazaculos, en el oriente de Asturias, los que han servido de base para la muestra de ciervos fósiles del refugio peninsular. En ambos casos se trata de yacimientos excavados con técnicas actuales por este equipo, y cuyas colecciones de restos de fauna habían sido estudiados exhaustivamente por la doctora Marín Arroyo, lo que garantizaba la adecuada identificación de los restos y su procedencia estratigráfica. La secuencia de capas de ambos yacimientos abarcaba todo el periodo de estudio, con lo cual ofrecía una referencia de gran calidad. De hecho, en el estudio se destaca la importancia de la Cueva de Mirón como un punto de muestreo genético fundamental para los estudios sobre el área de refugio del Norte peninsular. Ya en 2002, un estudio similar sobre el ADN de los salmones fósiles de este yacimiento permitió llegar a conclusiones de gran relevancia sobre el papel de refugio de los ríos cantábricos durante el Último Máximo Glaciar.
 
El IIIPC es un Instituto de Investigación y Unidad Asociada al CSIC, respaldado por la Universidad de Cantabria, el Gobierno de Cantabria, la Fundación Botín y el Banco de Santander, que financia una parte relevante de su infraestructura material y humana de investigación.
 
 

Palabras clave: UC; CCI; IIIPC; banco Santander; Gobierno de Cantabria; Fundación Botín; CSIC